Bodas

¡Suerte la nuestra!

Por fin las bodas son cada vez más cuidadas, más a medida y más como sois las parejas. Suerte porque vosotros disfrutáis más y nosotras también. Todas vuestras decisiones, tengáis wedding planner o no, la elección de un lugar especial, de un catering riquísimo, etc.. forman parte de la experiencia de un solo día, por eso queremos que la fotografía lo documente todo como se merece. Con cariño, con detalle, con profesionalidad, para que no tengáis que preocuparos por nada. 

Para que el resultado sea memorable como vuestro día.

Menu

Sesión de fotos de embarazo en la naturaleza

Una mujer embarazada y un entorno familiar para ella en plena naturaleza.

Esta sesión de fotos de embarazo en la naturaleza me ha hecho pensar en las palabras de Clarissa Pinkola Estés, en su libro Mujeres que corren con lobos. Y en su Mujer Salvaje.

La llamo la Mujer Salvaje porque estas dos palabras en concreto, “mujer” y “salvaje”, son las que crean el llamar o tocar a la puerta, la mágica llamada a la puerta de la profunda psique femenina. Llamar o tocar a la puerta significa literalmente tañer el instrumento del nombre para hacer que se abra una puerta. Significa utilizar unas palabras que dan lugar a la abertura de un pasadizo. Cualquiera que sea la cultura que haya influido en una mujer, ésta comprende intuitivamente las palabras “mujer” y “salvaje”.

Cuando las mujeres oyen esas palabras, despierta y renace en ellas un recuerdo antiquísimo. Es el recuerdo de nuestro absoluto, innegable e irrevocable parentesco con el femenino salvaje, una relación que puede haberse convertido en fantasmagórica como consecuencia del olvido, haber sido enterrada por un exceso de domesticación (…).

Hay veces que la percibimos, aunque sólo de manera fugaz, y entonces experimentamos el ardiente deseo de seguir adelante. Algunas mujeres perciben este vivificante “sabor de lo salvaje” durante el embarazo, durante la lactancia de los hijos, durante el milagro del cambio que en ellas se opera cuando crían a un hijo o cuando cuidan de una relación amorosa con el mismo esmero que se cuida un amado jardín.”

Gracias a Olga, con quien he podido experimentar el sabor “de lo salvaje” mostrándose en este momento tan íntimo y haciendo posible fotografiarlo en un lugar espectacular.

Sesión de fotos de embarazo en la naturaleza

Sesión de fotos de embarazo en la naturaleza

Sesión de fotos de embarazo en la naturaleza

Sesión de fotos de embarazo en la naturaleza

Sesión de fotos de embarazo en la naturaleza

Sesión de fotos de embarazo en la naturaleza

olga embarazada

Sesión de fotos de embarazo en la naturaleza